Posturas de yoga para una mejor postura

Los estudiantes a menudo quieren saber si el yoga puede hacerlos más altos. Si bien el yoga no te hará crecer, puede mejorar notablemente tu postura, haciéndote lucir más alto, más delgado y más seguro.  Muchos problemas posturales son causados ​​por las horas que pasas cada día encorvado sobre una terminal de computadora en el trabajo o conduciendo un coche. Estas posturas de yoga pueden ayudar a contrarrestar su tendencia a encorvarse, así como aumentar la conciencia de su cuerpo y la fuerza de su núcleo, todo lo cual contribuirá en gran medida a mejorar su postura.

Postura de la montaña (Tadasana)

Postura de la montaña - Tadasana

Verywell / Ben Goldstein

Aunque parece bastante simple, cuando se hace correctamente la postura de montaña es bastante compleja porque te enseña a sentir cuando tu cuerpo está en perfecta alineación vertical . Se necesita mucha práctica y corrección para poder hacer esto por su cuenta. Al principio, puede compensar en exceso la tendencia a encorvarse empujando los hombros demasiado hacia atrás y sacando el pecho. Este no es el objetivo de la pose: más bien, es encontrar una posición neutral en la que no estés inclinado hacia adelante ni hacia atrás y te sientas simétrico a ambos lados de tu línea media.

Variación de flexión hacia adelante de pie

Entrelazando las manos detrás de la espalda
Klaus Vedfelt / Getty Images

Esta variación con las manos entrelazadas detrás de la espalda es un gran abridor de hombros. Para obtener la mayor apertura posible en el pecho, junte las manos detrás de la espalda y apriete los hombros hacia las orejas. Luego, deje que los omóplatos se deslicen por la espalda mientras estira los brazos. 

Para estirar los tendones de la corva, inclínese lentamente hacia adelante sobre las piernas mientras mantiene las manos unidas. Gire los hombros hacia la mitad de la espalda y extienda los brazos por encima de la cabeza.

Estiramiento gato-vaca (Chakravakrasana)

Estiramiento gato-vaca

Verywell / Ben Goldstein

Los estiramientos gato-vaca son excelentes para ayudarlo a descubrir las curvas naturales ideales de su columna vertebral. Al mover la columna de flexión (gato) a extensión (vaca), pasando por el medio cada vez, aprendió a juzgar la posición neutral con mayor precisión. Deje que los movimientos se originen en el coxis y se extiendan por la columna para que su cabeza sea lo último en moverse.

Postura del puente (Setu Bandha Sarvangasana)

Postura del puente
Postura del puente. Ann Pizer

Esta suave flexión hacia atrás abre el pecho y los hombros, dos áreas que a menudo se contraen en personas con mala postura. También fortalecerá su espalda, dándole más apoyo a su columna. Una vez que haya levantado las caderas, haga una pausa por un momento para colocar cada omóplato sobre su espalda. Luego relaje el trasero y levante un poco las caderas. Para una versión menos intensa, puede probar el puente compatible .

Postura del águila (Garudasana)

Postura del águila - Garudasana
Postura del águila - Garudasana.

Verywell / Ben Goldstein

Un núcleo fuerte soporta su columna y las posturas de equilibrio son una buena manera de desarrollar su fuerza abdominal. Los brazos de águila abren la parte posterior de su corazón (entre los omóplatos). No importa si no puede envolver la pierna superior por completo, pero asegúrese de que sus hombros estén apilados sobre sus caderas. Hay una tendencia a inclinar el torso hacia adelante en esta postura. Mantener la alineación erguida es otra forma de mejorar la conciencia de su cuerpo en el espacio. 

Si esta pose es muy desafiante, prueba la versión de silla . También es una buena forma de esforzarse en el trabajo

Postura del tablón

Postura del tablón
Postura de la tabla.

Verywell / Ben Goldstein

Hablando de fuerza central, la plancha es otra forma maravillosa de trabajar en ella. También revela dónde están tus áreas débiles. Tenga cuidado de asegurarse de que su trasero no esté ni hacia arriba ni hacia abajo. Intente exagerar cada uno de estos para ayudarlo a encontrar el medio. Enganche su vientre en todo momento, llevando su ombligo suavemente hacia su columna. Trabaja para mantener esta postura durante un minuto o más.