¿Es seguro volver a hervir el agua?

Tetera en una estufa de gas

El consumo de agua potable hervida, limpia y no contaminada no le causará cáncer ni envenenamiento a usted ni a su familia. Mientras su agua provenga de una fuente que se inspecciona regularmente, puede hervirla tantas veces como desee.

Cuando volver a hervir el agua puede ser inseguro

La idea detrás de este mito es que el agua hirviendo concentra cualquier sustancia sólida que esté en el agua. Tal vez has visto cosas blancas y calcáreas pegadas a los lados de tu olla o tetera después de hervir agua. Es solo calcio, que es inofensivo. Mientras no haya nada malo en su agua para concentrarse, no hay problemas de salud.

Entonces, ¿qué pasa si hay algo desagradable al acecho en su agua? 

Si su agua contiene arsénico, plomo o nitratos, hervirla aumentará la concentración de esas sustancias.  ¿En qué momento se vuelve peligrosa? Eso es difícil de decir, pero es por eso que el agua debe ser inspeccionada regularmente. 

Los niveles de nitratos y arsénico están regulados, y los suministros de agua deben controlarse en pueblos y ciudades, por lo que si el agua del grifo proviene de una fuente de agua de la ciudad, es segura. 

Estas sustancias tóxicas pueden entrar al agua de varias maneras. El agua subterránea puede contener nitratos, que son químicos que a menudo se encuentran en los fertilizantes,  y arsénico que puede ocurrir de forma natural o de una granja o desechos industriales.  Si vive en un área rural y tiene un pozo, debe analizar el agua. 

El plomo no proviene de la fuente de agua en sí. La contaminación ocurre en el hogar. El plomo puede contaminar un suministro de agua a través de tuberías viejas que se mantienen unidas con soldadura de plomo o almacenadas en tanques revestidos con plomo. La exposición al plomo puede causar problemas emocionales y de comportamiento. El  plomo ya no se puede usar para la plomería, pero puede estar presente en edificios y casas construidos antes de 1986.