Cuándo comer antes de tu caminata matutina

Hacer un batido

Puede ser confuso saber qué debe comer antes de una caminata de ejercicio por la mañana y cuándo debe comerlo. Cuando hablas con tus amigos, todos parecen tener una opinión diferente. ¿Es una cuestión de preferencia personal o hay pautas que debe seguir? Estas sugerencias provienen de expertos en nutrición deportiva para ayudarlo a aprovechar al máximo el ejercicio matutino.

Consejos

Todos se sienten un poco diferentes después de comer. Algunas personas pueden comer una comida completa y sentirse bien mientras hacen ejercicio, mientras que otras pueden no sentirse del todo bien si comen demasiado. Use estos consejos como guía y experimente con diferentes opciones de refrigerios antes de caminar.

Rompe tu ayuno

Su cuerpo necesita combustible para tener una mejor resistencia y aprovechar al máximo el ejercicio, incluida la caminata. Pero demasiada comida en espera de la digestión puede hacerte sentir incómodo.

Cada persona tiene diferentes necesidades y tolerancias, y también depende de qué tan lejos y qué tan rápido caminará.

Es posible que no necesite combustible para un paseo fácil de 15 minutos con su perro. Pero necesitará algunos para una caminata larga y enérgica.

Evitar un estómago vacío

Debe tener al menos un refrigerio ligero antes del ejercicio de la mañana ya que su cuerpo ha estado en ayunas toda la noche. Incluso si usted es una persona que normalmente se salta el desayuno, una pequeña cantidad de nutrición puede ayudarlo a alimentar su caminata y proporcionarle energía.

Considere la mitad de un plátano, una pequeña pieza de fruta entera, un puñado de nueces o una taza de leche o una alternativa no láctea. Sin calorías disponibles, es menos probable que  haga ejercicio tan intensamente o durante el mayor tiempo posible. Si su objetivo es hacer ejercicio con una caminata rápida, debe tomar un refrigerio ligero o una bebida para el desayuno.

Prueba una comida pequeña

Los expertos sugieren que consuma una combinación de proteínas y carbohidratos aproximadamente una a cuatro horas antes de su entrenamiento y luego nuevamente aproximadamente 60 minutos después de su entrenamiento,  pero tenga en cuenta que cada deportista es diferente. La forma en que su cuerpo maneja la ingesta de alimentos antes del entrenamiento puede variar según la intensidad de la actividad y otros factores.

Además, asegúrese de tener agua y otros líquidos para no comenzar el día deshidratado. Siempre es una buena idea beber un gran vaso de agua 60 minutos antes del ejercicio. Esto asegura que estás hidratado, pero tienes tiempo para eliminar cualquier exceso y evitar una parada en el baño durante tu entrenamiento.

Elija bocadillos a base de carbohidratos

Si desea comer cerca de su tiempo de entrenamiento, concéntrese en los carbohidratos de fácil digestión para aumentar rápidamente el consumo de combustible unos 60-90 minutos antes del ejercicio.

Además de los carbohidratos fácilmente digeribles, también necesitarás una pequeña cantidad de proteínas para reparar y desarrollar músculo.

¿Necesitas ideas? Puede probar 1/2 plátano con una pequeña cantidad de mantequilla de nueces, una pequeña porción de fruta con un puñado de nueces, una rebanada de pan o un panecillo inglés con queso bajo en grasa o una pizca de mantequilla de nuez, o griego bajo en grasa yogur.

Asegúrese de incluir agua u otros líquidos para tener un poco de hidratación a bordo. Si tiene diabetes, utilice la guía proporcionada por su equipo de atención médica al decidir qué debe comer.

Luego puede disfrutar de su desayuno habitual después de su entrenamiento, o tomar un refrigerio de recuperación posterior al entrenamiento que incluye proteínas y carbohidratos para reponer sus músculos.

Evitar comidas grandes

Espere de tres a cuatro horas después de una comida abundante antes de hacer ejercicio. Si tiene un desayuno abundante, está bien salir a caminar a un ritmo fácil. Es mejor para la digestión que estar sentado. Pero su cuerpo toma tiempo para digerir las grasas y las proteínas, por lo que es mejor esperar ese tiempo antes de una sesión de ejercicio de intensidad moderada a vigorosa .

Si le pides a tus músculos que hagan un buen ejercicio , desvías la sangre de tu estómago y la digestión se ralentiza. Eso puede provocar sensaciones desagradables como calambres o  puntadas laterales . También puede tener un rendimiento más bajo con el estómago tapado, ya que su cuerpo está trabajando en la digestión en lugar de alimentar sus músculos .

Una palabra de Verywell

Es mejor tomar un desayuno ligero antes de una caminata matutina y guardar la comida más grande para después.