Cómo hacer la postura de la presión del oído (Karnapidasana) en yoga

Mujer practicando la presión del oído pose

Objetivos: enfoque, estiramiento para la parte posterior del cuerpo desde el cuello hasta la rodilla

Equipo necesario: tapete

Nivel: avanzado

La postura de la presión del oído es una pose avanzada y relajante. En las clases de yoga contemporáneas, a menudo se habla de cómo incorporar las ocho extremidades filosóficas del yoga en su práctica de asanas y en su vida. Karnapidasana es una rara pose de yoga que literalmente hace eso, ilustrando el principio de pratyahara . Pratyahara se describe como la retirada de los sentidos, lo que significa excluir los estímulos externos para que pueda dirigir su atención hacia adentro. Puedes calentar a la postura de la presión del oído con la postura del arado ( Halasana ). Puede usarse en una secuencia avanzada de apertura de cadera o en una enfocada en los isquiotibiales.

Beneficios

Esta postura estira el cuello, los hombros, la espalda, los glúteos y los isquiotibiales. Los beneficios mentales de reducir los estímulos requieren práctica, pero puedes echar un vistazo a cómo se sentiría en esta postura si usas las rodillas contra las orejas para desconectarte de los sonidos que te rodean. Para continuar su exploración, cierre los ojos y concéntrese exclusivamente en su respiración por el corto tiempo que esté en esta postura. Recuerda este sentimiento y trata de volver a él en tu práctica de meditación durante o fuera de clase.

Instrucciones paso a paso

  1. Comience en  Plough Pose con los hombros metidos debajo. Sus manos pueden estar planas en el piso o entrelazadas detrás de su espalda.
  2. Dobla las rodillas y llévalas al piso a cada lado de tu cabeza.
  3. Apoye la parte superior de sus pies en el piso.
  4. Permita que las rodillas apliquen una ligera presión sobre las orejas, cortando momentáneamente las distracciones auditivas.
  5. Tome al menos cinco respiraciones antes de soltar los brazos y salir lentamente de la postura vértebra por vértebra.

Errores comunes

Hay algo de peso en el cuello en esta posición, así que no muevas la cabeza de lado a lado. 

Modificaciones y Variaciones

Puedes desarrollar esta postura o profundizarla de varias maneras.

¿Necesitas una modificación?

No se preocupe si sus rodillas no llegan al piso. Está bien mantener las rodillas levantadas hasta que caigan al suelo de forma natural.

¿Listo para un desafío?

Otra forma de salir de esta pose es haciendo un salto mortal de espalda al estilo Ashtanga ( Chakrasana ). Suelta los brazos por detrás de la espalda, dobla los codos y lleva las palmas de las manos debajo de los hombros como si te estuvieras preparando para hacer la postura de la rueda ( Urdhva Dhanurasana ). Dobla los dedos de los pies hacia abajo y empuja hacia las palmas de tus manos para estirar los brazos mientras giras hacia atrás hacia el perro boca abajo ( Adho Mukha Svanasana ).

Seguridad y precauciones

Como esta postura es una inversión, debe evitarse si tiene presión arterial alta o una afección cardíaca. Tampoco debe hacerlo si está embarazada, ya que comprime el estómago. Evítalo si tienes alguna lesión en el cuello. Si siente algún dolor, salga de la postura lentamente.

Pruébalo

Incorpore este movimiento y otros similares en uno de estos entrenamientos populares: