Información nutricional de la papaya y beneficios para la salud

Papaya, anotada

Las papayas son una fruta ligeramente dulce, suave, verdosa / amarilla con forma de pera grande, que pesa aproximadamente 1 a 2 libras. Debido a su dulzura, puede confundirse si las papayas son una opción saludable o no. Afortunadamente, las papayas son ricas en fibra y están cargadas de nutrientes clave como la vitamina C y A.

Las papayas agregan versatilidad a las recetas y se pueden hacer puré para salsas, sopas o sorbetes dulces y salados. Las papayas también son una buena marinada, ya que tienen una enzima llamada papaína que se descompone para ablandar la carne.

Información Nutricional de la Papaya

El USDA proporciona la siguiente información nutricional para 1 taza (145 g) de papaya cruda cortada en cubos de una pulgada.

  • Calorías : 62
  • Grasa : 0.4g
  • Sodio : 11.6mg
  • Carbohidratos : 16 g
  • Fibra : 2.5g
  • Azúcares : 11g
  • Proteína : 0.7g

Carbohidratos

La papaya es una fruta deliciosa que contiene solo 62 calorías por taza. La mayoría de las calorías de la papaya provienen de los carbohidratos. Hay casi 16 gramos de carbohidratos en una porción de papaya que incluye fibra (2.5 gramos) y azúcares naturales (aproximadamente 11 gramos). El índice glucémico de la papaya es 60 y la carga glucémica es 9.

Grasas

Casi no hay grasa en la papaya, y cada porción de 1 taza contiene menos de 1 gramo.

Proteína

Las papayas proporcionan menos de 1 gramo de proteína por porción.

Vitaminas y minerales

La papaya es rica en vitamina C, proporcionando 88,3 miligramos por porción. Para la mayoría de los adultos, la cantidad diaria recomendada de vitamina C es de entre 75 y 90 miligramos, por lo que 1 taza de papaya cubre casi el 100% de los requerimientos de vitamina C. Las  papayas también son una excelente fuente de vitamina A y, más específicamente, el licopeno carotenoide. .

Beneficios de la salud

Debido a su alto contenido de nutrientes, las papayas ofrecen beneficios para la salud de todo el cuerpo. Mantenga sus células sanas y protegidas del daño con las potentes vitaminas antioxidantes de la papaya.

Mejora la piel

La vitamina C es un precursor que nuestros cuerpos usan para fabricar colágeno. Debido a que el colágeno es un componente crítico requerido para la integridad de la piel, obtener suficiente vitamina C mejora la capacidad de su piel para repararse a sí misma.  Para construir tejidos conectivos fuertes y sanar adecuadamente de las heridas, nuestros cuerpos dependen de la vitamina C. Afortunadamente, la papaya es una manera fácil de alcanza tus objetivos diarios.

Protege la visión

La vitamina A es crítica para una buena visión, y las papayas son una excelente fuente. El betacaroteno es la forma de vitamina A que consumimos en frutas, verduras y algunos alimentos proteicos. Es posible que haya escuchado que las zanahorias son buenas para los ojos, pero los estudios muestran que el betacaroteno en las papayas es tres veces más biodisponible (es decir, fácil de absorber) que el betacaroteno en las zanahorias o los tomates.

Para las personas con etapas iniciales de degeneración macular relacionada con la edad, la ingesta adecuada de beta caroteno se ha asociado con la reducción del riesgo y la gravedad de la progresión de la enfermedad.  Debido a que los suplementos de vitamina A tienen el potencial de causar toxicidad (ya que la vitamina A se almacena en el cuerpo y pueden acumularse a niveles inseguros), las fuentes de alimentos, como la papaya, son una forma segura y saludable de obtener este micronutriente beneficioso.

Ayuda a la digestión

Como la mayoría de las frutas y verduras, las papayas son ricas en fibra, que es esencial para una buena digestión. Más allá de este beneficio fundamental, las papayas también contienen la enzima papaína . La papaína ayuda a descomponer las proteínas. Si tiene dificultades para masticar o digerir la carne, ablandarla con papaína antes de cocinarla hace que sea más fácil comerla.

La papaína también se ha estudiado por su capacidad para ayudar con la digestión del gluten en personas con sensibilidad al gluten no celíaca. Cuando se proporcionó una mezcla enzimática derivada de papayas y microorganismos, se demostró que los síntomas de intolerancia al gluten mejoran sin efectos secundarios negativos.

Apoya la salud del corazón

La fibra de las papayas ayuda a mantener la salud del corazón y  aumenta la saciedad, lo que puede ayudar a controlar el peso de manera saludable. Comer suficiente fibra (especialmente a través de frutas y verduras) disminuye el riesgo de enfermedades del corazón. Las papayas también proporcionan potasio, magnesio y ácido pantoténico. Todo lo cual contribuye a la salud cardiovascular.

Ayuda a prevenir el cáncer

El consumo de alimentos de origen vegetal que son ricos en fibra es un patrón dietético bien establecido asociado con la prevención del cáncer. Además, la combinación de vitaminas A, C y E en las papayas proporciona potentes efectos antioxidantes que pueden reducir los radicales libres y el riesgo general de cáncer.

Alergias

Las alergias a la papaya son posibles. La Academia Estadounidense de Alergia, Asma e Inmunología (AAAI) informa que si es alérgico al mango, los pistachos o el anacardo, también puede reaccionar cuando se expone a la papaya. Las  alergias al látex también pueden estar asociadas con alergias a la papaya.

Si sospecha una alergia a la papaya o alguna de las otras sustancias notadas, hable con su proveedor de atención médica para obtener un diagnóstico médico personalizado.

Cuando es mejor

Las papayas están disponibles durante todo el año con su  temporada alta  de abril a junio. Se cultivan en climas cálidos y con mayor frecuencia se importan de lugares tropicales y subtropicales.

La papaya tiene un sabor que es diferente a la mayoría de las frutas, con una sensación cremosa en la boca y un sabor suave. El sabor de la papaya a menudo se compara con el de un melón, pero es menos dulce y tiene una textura más suave. A veces, la papaya puede tener un olor distinto descrito como  olor a pies,  con poco o ningún sabor. Por lo general, esto significa que la fruta no está madura. Para obtener el sabor completo de la papaya, debe estar muy madura.

Almacenamiento y seguridad alimentaria

Las papayas pueden almacenarse a temperatura ambiente hasta que estén completamente maduras y luego refrigerarse hasta por una semana. El mejor determinante de la madurez es el color, no la suavidad. Seleccione papayas que tengan una mayor proporción de color de piel de amarillo a verde. Cuanto más verde es la papaya, menos madura está. Evite las papayas que contienen imperfecciones y elija aquellas que sean gruesas y suaves.

Si desea madurar sus papayas más rápidamente, coloque la fruta entera en una bolsa de papel con un plátano maduro. Los plátanos maduros liberan naturalmente gas etileno que ayuda a que la fruta madure más rápido.

Antes de cortar papaya fresca, asegúrese de lavarse las manos y enjuagar la papaya con agua corriente para limpiar cualquier bacteria o suciedad en la piel que pueda transferirse al cuchillo mientras corta.  Una vez cortada, guarde la papaya en el refrigerador y úsela. dentro de unos días.

Cómo preparar

Puede incorporar papaya en su plan de comidas a cualquier hora del día. Las papayas agregan sabor y color a las comidas al mismo tiempo que aportan un toque nutricional. Corta la papaya en rodajas, quítale la piel y cómela sola o con un chorro de limón o lima. Mezcle papaya para hacer batidos , salsas dulces y picantes, sopas frías o escabeches de proteínas. Corte en dados las papayas y agréguelas a ensaladas de frutas, salsas o compotas. Las semillas de papaya de color negro también son comestibles y tienen un sabor claramente amargo, que  pueden tostarse o comerse crudas. Con tantos beneficios para la salud que ofrecer, vale la pena experimentar con las papayas.

Recetas