5 maneras en que el ciclismo en interiores puede tonificar sus puntos problemáticos

Mujer en clase de spinning

A estas alturas, con suerte, se ha desilusionado de la idea de que puede perder selectivamente la grasa corporal en áreas donde tiende a retener demasiado. La realidad es: simplemente no puede decidir si quiere perder kilos de, digamos, sus caderas o muslos y hacer que suceda. Sería bueno, pero la pérdida de peso no funciona de esa manera. Debe concentrarse en perder kilos en general modificando su dieta; no puedes simplemente reducirlo.

Dicho esto, hacer ejercicio regularmente puede ayudarlo a adelgazar y perder grasa corporal ; Además, el ciclismo en interiores puede ayudarlo a tonificar y definir ciertas áreas a medida que fortalece grupos musculares específicos.

Es cierto que los factores genéticos tienen una influencia considerable sobre qué tan tensos y definidos son tus músculos, pero la forma en que usas tus músculos también juega un papel importante. Si trabajas con la resistencia adecuada en tu bicicleta, el ciclismo indoor puede ayudarte a desarrollar piernas bien formadas y un físico delgado y fuerte en general.

Aquí hay cinco puntos problemáticos sorprendentes que se pueden moldear y tonificar con el ciclismo indoor.

Tu espalda

Cuando giras hacia adelante en las caderas para hacer un ciclo, los músculos de la parte baja de la espalda terminan apoyando la parte superior del cuerpo y ayudando a estabilizar el torso mientras conduces. Mantenga la columna recta mientras se inclina hacia adelante y contraerá los músculos de la espalda de manera óptima, lo que ayudará a fortalecerlos y tonificarlos mientras pedalea.

El dorso de tus brazos

Mantenga la posición correcta de las manos mientras cambia entre las posiciones de sentado y de pie, y sus brazos proporcionarán algo de apoyo para la parte superior de su cuerpo. Cambiar de posición dentro y fuera del sillín ayudará a fortalecer y tonificar sus bíceps y tríceps, en particular (no se requieren pesas).

Tus caderas y trasero

Al contrario de lo que mucha gente piensa, las caderas y el núcleo generan gran parte del poder para el ciclismo indoor. Hacer ejercicios para fortalecer las caderas y los glúteos puede ayudarlo a aumentar su ritmo y comodidad en la bicicleta, y participar en ciclismo indoor regularmente puede ayudarlo a tonificar y fortalecer los músculos de las caderas y el trasero. Es una poderosa calle de doble sentido.

Tus abdominales

Si gira desde las caderas, mantiene la postura adecuada y evita apoyarse en el manillar cuando realiza el ciclo, contratará los músculos de su núcleo, lo que puede ayudar a tonificar y fortalecer todo su abdomen. Y si se balancea suavemente de lado a lado mientras realiza el ciclo, el ritmo de la parte superior del cuerpo que genere trabajará los músculos a lo largo de los lados de su abdomen. Con el tiempo, probablemente notará que sus abdominales se han vuelto más tensos y definidos.

Tus piernas

A medida que pedalea, los cuádriceps (los músculos grandes en la parte delantera de los muslos) están trabajando duro, especialmente en la carrera descendente. Los músculos de la parte posterior de los muslos (los isquiotibiales) se ejercitan cuando las piernas se levantan durante la carrera ascendente. Y las pantorrillas obtienen un entrenamiento que define la forma tanto en el trazo descendente como en el trazo ascendente. El resultado: desarrolle golpes de pedal fluidos, y terminará con piernas fuertes, delgadas y bien formadas desde las caderas hasta los tobillos. ¡No más muslos ondulados!