Descripción general de la marcha de Trendelenburg

Estiramiento flexor de cadera

La marcha de Trendelenburg está asociada con el tronco inclinado hacia el mismo lado que la pierna en la que está parado con caída pélvica contralateral. Las personas con este paso de marcha con la derecha, tienen que inclinarse hacia la derecha debido al dolor o la debilidad de la cadera derecha, lo que hace que la pelvis caiga hacia la izquierda.

Trendelenburg es un patrón de ganancia anormal causado por la debilidad de los músculos abductores de las extremidades inferiores y del glúteo medio y el glúteo mínimo.

¿Qué es Trendelenburg?

Con la marcha de Trendelenburg, su cuerpo no tiene la capacidad de mantener el centro de gravedad necesario en su pierna de pie. Típicamente, al caminar, el cuerpo desplaza el peso a la pierna de apoyo. Esto hace que el centro de gravedad se desplace para mantener su cuerpo en equilibrio.

Si tiene músculos debilitados en la pierna de postura, la pelvis puede caer hacia la pierna que está moviendo. Esto podría hacer que alguien parezca que está perdiendo un paso, cojeando o a punto de caerse.

Las personas con Trendelenburg aún pueden vivir una vida saludable, ya que esta afección a menudo no interrumpe su movimiento diario. Sin embargo, puede causar menos estrés al caminar siguiendo los ejercicios específicos que se encuentran a continuación. 

Causas de la marcha de Trendelenburg

¿Qué puede causar la marcha de Trendelenburg? Según los autores Viraj Gandbhir y Appaji Rayi, autor del libro Trendelenburg Gait , la falla de la articulación de la cadera y el mecanismo abductor puede conducir a una marcha positiva de Trendelenburg. Esta marcha ocurre cuando tiene las siguientes condiciones:

  • Osteonecrosis de la cadera, una enfermedad causada por la reducción del flujo sanguíneo a los huesos en las articulaciones.
  • Caderas dislocadas crónicas
  • Displasia de cadera
  • Enfermedad de Legg-Calve Perthes, una afección infantil que ocurre cuando se interrumpe el suministro de sangre a la parte esférica de la articulación de la cadera
  • Bursitis severa de cadera, una cirugía total de cadera reciente o dolor lateral significativo de cadera
  • Debilidad muscular derivada de la osteoartritis, un tipo de artritis que ocurre cuando el cartílago articular se desgasta; distrofia muscular, una afección grave en la que los músculos se debilitan; daño en el nervio; o después de una cirugía de reemplazo total de cadera

Por qué es importante tu modo de andar

En un estudio de 2016 de la Universidad de Dalhousie y publicado en Human Movement Science , se mostró a 15 voluntarios sanos cómo caminar como alguien con la marcha de Trendelenburg. Los investigadores hicieron que estos participantes caminaran con su marcha típica y con una caída de la marcha pélvica (Trendelenburg).

Descubrieron que cuando la pélvica de los participantes cayó cuatro grados hacia un lado, la rodilla de ese lado se movió hacia adentro un 23 por ciento más que las que caminan con la marcha normal.

Esto puede causar estrés en la articulación de la rodilla y las estructuras alrededor de la rodilla, lo que puede conducir a una serie de problemas.

Determinar si tiene marcha de Trendelenburg

Según Gandbhir y Rayi, una persona con marcha de Trendelenburg generalmente se queja de cojera. Esta cojera puede causar dolor o no. Para aquellos que experimentan un dolor intenso, notará que a menudo se dobla o se tambalea hacia un lado para mantener su centro de gravedad cuando camina.

Si tiene una cojera, debe ver a un médico. El profesional médico realizará una prueba para determinar si puede incurrir en una prueba de Trendelenburg positiva. En esta prueba, el médico le pedirá que levante cada pie del suelo mientras levanta la pelvis lo más alto posible durante al menos 30 segundos.

Si no tiene ningún problema, esto debería sentirse cómodo y debería poder mantener esta posición durante más de 30 segundos. Si tiene un mecanismo abductor débil o algo más que está contribuyendo a un patrón de marcha de Trendelenburg, el médico verá su caída pélvica en el costado de la pierna levantada.

Gandbhir y Rayi dicen que los requisitos previos para la prueba son los siguientes:

  • No hay abducción de la cadera ni deformidades de aducción. La presencia de una deformidad del aductor puede presentarse como un falso negativo.
  • Caderas indoloras. Si experimenta demasiado dolor, no podrá mantener esa posición en absoluto, ni siquiera por unos segundos.

También es posible que necesite una radiografía, una ecografía o una resonancia magnética. Un médico también podría realizar un análisis de sangre para confirmar los hallazgos, según Gandbhir y Rayi.

Ejercicios

Siempre debe mantener la seguridad como su prioridad número uno cuando realice estos 12 ejercicios para ayudarlo con su marcha de Trendelenburg. Además, lo más probable es que haya estado caminando con este tipo de marcha durante bastante tiempo y está compensando. Debe ir despacio y detenerse si siente algún tipo de dolor.

Si experimenta dolor crónico o si recientemente se sometió a una cirugía de reemplazo total de cadera, hablar primero con su médico antes de comenzar un programa de ejercicios lo ayudará a prevenir lesiones adicionales.

Aquí hay 12 ejercicios para la marcha de Trendelenburg para construir sus abductores de cadera. Necesitará una banda de resistencia para completar todos estos ejercicios. Puede encontrar uno en cualquier tienda de artículos deportivos o en cualquier lugar donde se venda equipos de entrenamiento.

Tabla lateral

Cómo hacerlo:
1. Coloque una alfombra y recuéstese sobre el lado izquierdo.
2. Apoye la pierna derecha sobre la pierna izquierda.
3. Levanta suavemente tu cuerpo para formar una línea recta. Pondrás tu peso sobre tu antebrazo izquierdo y la parte externa de tu pie izquierdo para hacer este levantamiento.
4. Descanse la mano derecha sobre la cadera derecha para ayudar a estabilizarse.
5. Mantenga durante 30 segundos.
6. Cambie de lado y repita.

Modificación: si no puede mantener durante 30 segundos, intente mantener la posición el mayor tiempo posible.

Con qué frecuencia: haga tres series de 30 segundos por lado tres veces por semana.

Sentadillas

Cómo hacer:
1. Siéntese derecho en una silla.
2. Párate derecho y cruza los brazos.
3. Apriete el torso y empuje las caderas hacia atrás.
4. Baje su cuerpo hasta que sus glúteos toquen la silla.
5. Levántese lentamente, manteniendo todo apretado.

Modificación: si no puede bajar hasta la silla, vaya lo más lejos posible.
Para hacerlo más difícil, intente hacer una sentadilla con una pierna. Cuando esté de pie, levante la pierna derecha y manténgala levantada todo el tiempo. Haz tres series y cambia de pierna.

Con qué frecuencia: tres series tres veces por semana.

Paso de una pierna

Cómo hacer:
1. Párese derecho con las manos en las caderas.
2. Toque una pierna directamente detrás de usted.
3. Traiga esa misma pierna y tóquela directamente frente a usted.
4. Mantenga esto tocando durante 30 segundos.
5. Cambiar de pie. Repita en el otro pie durante 30 segundos.

Debería poder mantener esta postura en cada pie durante 30 segundos. Si no está dispuesto a hacer esto, debe omitir este ejercicio por completo.

Con qué frecuencia: haga esto todos los días durante 30 segundos por pie.

Puente

Cómo hacer:
1. Acuéstese, boca arriba.
2. Dobla las rodillas.
3. Mantenga los brazos apoyados en el piso y empuje los talones contra el piso.
4. Levante el torso y los glúteos para que su cuerpo esencialmente cree un puente con el piso.
5. Baje las caderas al piso.

Modificación: Si encuentra esto demasiado duro en su espalda, coloque una caja o escalera debajo de sus pies, para comenzar desde una posición elevada.

Con qué frecuencia: haga tres series de 12 tres veces por semana.

Paseo monstruo

Cómo hacerlo:
1. Obtenga una banda de resistencia y úsela alrededor de ambos tobillos.
2. Párese con los pies separados un poco más del ancho de la cadera para permitir que la banda de resistencia tenga tensión.
3. Avanzar en una dirección ligeramente diagonal para mantener la tensión en la banda de resistencia.
4. Da un paso adelante con la otra pierna, manteniendo la tensión en la banda.
5. Continúe dando 10 pasos hacia adelante y luego 10 pasos hacia atrás. Estás caminando como una especie de "monstruo".

Modificación: omita ir hacia atrás si le resulta demasiado difícil para su nivel de coordinación o coloque la banda por encima de las rodillas, ya que puede ser más fácil

Con qué frecuencia: haga tres series tres veces por semana.

Estiramiento de mariposa

Cómo hacer:
1. Siéntate en el suelo con las piernas dobladas a tu lado.
2. Junte las plantas de los pies hasta que se toquen.
3. Acerque los talones a su cuerpo.
4. Usa los codos y empuja las rodillas hacia el suelo.
5. Mantenga esta postura durante 30 segundos.
6. Liberación.

Modificación: saca los talones más lejos si encuentras esto doloroso para la parte interna de los muslos.

Con qué frecuencia: Haz esta pose cinco veces tres veces por semana.

Estiramiento flexor de cadera

Cómo hacerlo:
1. Póngase en una estocada, colocando el pie derecho plano delante de usted con la pierna derecha doblada. 2. Baje la rodilla izquierda al suelo con las caderas alineadas.
3. Pon tus manos en tus caderas.
4. Mueva la pelvis y el torso ligeramente hacia adelante.
5. Mueva suavemente la pelvis y el torso hacia atrás.
6. Mantenga este movimiento hacia adelante y hacia atrás 20 veces.

Con qué frecuencia: haga este movimiento 20 veces tres veces por semana.

Flexión de cadera

Cómo hacer:
1. Acuéstese boca arriba con las piernas estiradas frente a usted.
2. Mantenga las manos a los lados con las palmas hacia abajo.
3. Mueva lentamente la rodilla derecha hacia el pecho con las manos.
4. Tire de la pierna lo más cerca posible de su pecho sin sentirse incómodo.
5. Baje la pierna hacia abajo.
6. Cambiar de pierna.

Para hacer este movimiento más difícil: intente enderezar la pierna en lugar de mantenerla doblada todo el tiempo. Llegará detrás de la rodilla en lugar de pasar las manos por la parte delantera de la rodilla.

Con qué frecuencia: Realice este movimiento 10 veces por pierna tres veces por semana.

Aducción de cadera

Cómo hacerlo:
1. Coloque una banda de resistencia alrededor de un objeto sólido, como la pata de un sofá.
2. Deslice su otra pierna a través del otro lado de la banda de resistencia. No necesitas tener tensión aquí con la banda.
3. Mueva su pierna libre aproximadamente a la altura de los hombros.
4. Tire de la pierna que está envuelta en la banda de resistencia hasta que toque el tobillo de la pierna libre.
5. Retroceder.
6. Repita 10 veces y luego cambie de pierna. Puede cambiar de pierna simplemente parándose hacia atrás.

Modificación: intente colocar la banda alrededor de las rodillas, ya que puede ser más fácil.

Con qué frecuencia: haga este movimiento 10 veces por pierna tres veces por semana.

Abducción de cadera

Cómo hacer:
1. Párate con los pies separados al ancho de los hombros.
2. Enrolle una banda de resistencia alrededor de ambos tobillos.
3. Levante una pierna y muévala lejos de su cuerpo lo más que pueda.
4. Regrese la pierna al ancho de los hombros.
5. Cambiar de pierna.

Modificación: si descubres que no puedes mover la pierna, no uses una banda de resistencia. Simplemente aleje la pierna de su cuerpo lo más que pueda. Use una silla para mantener el equilibrio si es necesario.

Con qué frecuencia: haga este estiramiento cinco veces por pierna tres veces por semana. 

Elevaciones de la pierna

Cómo hacer:
1. Acuéstese sobre su lado izquierdo.
2. Mantenga su lado derecho directamente sobre su lado izquierdo.
3. Baje el brazo frente a usted con el codo derecho apoyado en el suelo.
4. Coloque la mano izquierda debajo de la cabeza para mantenerse estable.
5. Levante la pierna derecha hasta que sienta un apretón en el muslo.
6. Baje la pierna hacia abajo.
7. Repita este levantamiento 10 veces.
8. Cambiar de pierna.

Modificación: si le resulta demasiado doloroso debido a la displasia de cadera, use una silla. Párese al lado de la silla, manteniendo una mano sobre ella para mantener el equilibrio. Levanta tu izquierda hacia un lado.

Con qué frecuencia: cada levantamiento 10 veces por lado tres veces por semana.

Patada de pie

Cómo hacer:
1. Párate con el cuerpo hacia adelante, las caderas separadas hasta los hombros.
2. Pon tus manos en posición boxer, como si estuvieras listo para pelear.
3. Levante la pierna derecha hacia un lado durante el conteo de tres, levantando más alto en cada conteo.
4. Trae tu pierna al suelo.
5. Cambiar de pierna.

Modificación: mueva la pierna justo delante de usted en lugar de hacerlo hacia un lado.
Con qué frecuencia: repita este movimiento 15 veces en cada pierna tres veces por semana.

Aunque esto puede parecer una serie de ejercicios, mantener una rutina de este tipo tres veces por semana puede reconstruir los músculos abductores de la cadera y ayudarlo a lograr una marcha adecuada. Esto puede ayudarlo a caminar y correr sin dolor y evitar futuros problemas de salud costosos de la mejor manera posible.