Información nutricional del caqui y beneficios para la salud

Caquis

El caqui es una fruta anaranjada con forma de tomate que es nativa de Asia (particularmente Japón y China) con creciente popularidad en los Estados Unidos. Si nunca antes ha tenido un caqui, puede desconfiar de su sabor. Dependiendo de la variedad, los caquis pueden ser astringentes o no astringentes. Si disfruta de su dulzura suave, los caquis pueden ser una forma saludable de introducir más variedad en su consumo de frutas.

Información nutricional del caqui

El USDA proporciona la siguiente información nutricional para un caqui japonés promedio (168 g) (2 1/2 "de diámetro).

  • Calorías : 118
  • Grasa : 0.3g
  • Sodio : 1.7mg
  • Carbohidratos : 31 g
  • Fibra : 6g
  • Azúcares : 21g
  • Proteína : 1g

Carbohidratos

Un caqui típico tiene 31 gramos de carbohidratos, con 6 gramos de fibra y 21 gramos de azúcar natural.

Grasas

Los caquis son naturalmente muy bajos en grasa, con menos de 1/2 gramo cada uno.

Proteína

Los caquis también son bajos en proteínas con solo 1 gramo por fruta.

Vitaminas y minerales

Los caquis son ricos en potasio y betacaroteno. También proporcionan vitamina C, ácido fólico, fósforo, magnesio y calcio.

Beneficios de la salud

Durante siglos, las frutas de caqui (junto con su extracto de hojas y semillas) se han utilizado en la medicina popular oriental para tratar una variedad de afecciones. Estos son algunos de los beneficios respaldados por la ciencia moderna.

Protege la visión

Los caquis ofrecen un nivel excepcionalmente alto de luteína y zeaxantina, dos formas de betacaroteno que tienden a acumularse en la retina. Estos compuestos actúan como antioxidantes, protegiendo contra la pérdida de visión de la degeneración macular relacionada con la edad.  Además, el contenido de vitamina C y vitamina E de los caquis también protege contra el daño oxidativo.

Promueve la salud del cerebro

Los caquis contienen un compuesto natural llamado fisetina, un antioxidante con varios beneficios para el cerebro. La fisetina mejora la memoria a largo plazo, previene la disfunción neuronal y protege contra el deterioro cognitivo relacionado con la edad.

También se ha informado que la fisetina, que también se puede encontrar en manzanas, fresas y raíz de loto , reduce el daño cerebral causado por los accidentes cerebrovasculares isquémicos. Y al aumentar los niveles de serotonina, la fisetina proporciona efectos antidepresivos.

Apoya la salud del corazón

Cuando se trata de la salud del corazón, las frutas y verduras reinan supremamente. Una gran revisión de estudios muestra que obtener 10 porciones de frutas y verduras por día reduce las tasas de enfermedad cardíaca en un 28% y el riesgo de muerte prematura en un 31%.

El potasio en los caquis reduce la presión arterial, mientras que el ácido fólico y la vitamina C ayudan a prevenir derrames cerebrales y ataques cardíacos. Con 6 gramos de fibra por fruta, comer un caqui o dos contribuye a la recomendación de al menos 25 gramos por día.

Puede ayudar a prevenir el cáncer de colon

Se ha demostrado que las frutas en la categoría naranja y amarilla, incluidos los caquis, reducen la tasa de cáncer de colon en las mujeres y  se cree que el contenido de betacaroteno ayuda a controlar el crecimiento y la propagación de las células cancerosas. Los caquis también son una buena fuente de fibra, que es esencial para una buena digestión y la eliminación regular de toxinas del cuerpo.

Puede reducir el riesgo de osteoporosis

Las hojas de caqui son ricas en compuestos vegetales beneficiosos que se cree que ayudan con una variedad de dolencias. Investigaciones recientes han estudiado su potencial para la salud ósea, descubriendo que los polisacáridos en las hojas de caqui inhiben la expresión genética de los osteoclastos, las células responsables de la descomposición ósea.

Estos hallazgos indican posibles beneficios en la prevención de la osteoporosis posmenopáusica, así como en la periodontitis y la artritis reumatoide.

Alergias

Las alergias al caqui son raras pero posibles. Además, el síndrome de alergia oral puede ocurrir en personas alérgicas al polen de abedul y desencadenadas por ciertos alimentos de origen vegetal, incluidos los caquis.

Si nota síntomas de alergia después de entrar en contacto con caquis, hable con un alergólogo para una evaluación completa. Las reacciones alérgicas típicas incluyen síntomas como urticaria, vómitos, dificultad para respirar y mareos.

Efectos adversos

Si tiene problemas estomacales, como vaciado gástrico tardío o antecedentes de cirugía estomacal, es mejor evitar los permisos astringentes, especialmente antes de que estén completamente maduros. Cuando los compuestos naturales en permisos inmaduros se combinan con sus partículas no digeribles (fibra en semillas, pieles, etc.), puede desarrollarse una formación llamada bezoar.  Esta obstrucción intestinal generalmente necesita ser disuelta o eliminada quirúrgicamente.

Variedades

Los dos tipos principales de caqui son el caqui japonés y el americano. El caqui japonés (también llamado fruta kaki) se cultiva ampliamente en Japón y China, con cierta popularidad que se ha extendido a Europa. En los Estados Unidos, los caquis se cultivan comercialmente en California, pero los huertos familiares en todo el país también producen ciertas variedades. Las variedades de caqui generalmente se describen como astringentes y no astringentes. Una variedad no astringente bien conocida en los Estados Unidos es Fuyu.

Cuando es mejor

Los caquis están en temporada durante el otoño de septiembre a noviembre. Puede encontrarlos con otras frutas exóticas en el supermercado, en supermercados asiáticos o en un mercado de agricultores. Busque caquis que sean gruesos pero no firmes. La piel debe ser brillante, brillante y libre de imperfecciones.

Las variedades no astringentes se pueden comer antes de que se ablanden. Sin embargo, las variedades astringentes deben dejarse madurar a temperatura ambiente hasta que su piel se vuelva naranja translúcida. La carne de un caqui astringente maduro debe ser gelatinosa y líquida antes de consumirse.

Almacenamiento y seguridad alimentaria

Maneje los caquis como lo haría con otros tipos de fruta fresca. Lávese bien con agua corriente antes de comerlos o cortarlos. Una vez rebanado, guarde los caquis cubiertos en el refrigerador y úselos dentro de unos días. Mantenga los caquis separados de otros alimentos que puedan causar contaminación potencial, especialmente carnes o pescados crudos. Si los permisos parecen demasiado maduros o comienzan a oler rancios, deséchelos.

Cómo preparar

Hay diferentes formas de usar el caqui, según la variedad particular. Combine los caquis frescos con queso o conviértalos en una mermelada. Los caquis también son populares como postres, como el flan y el pudín de caqui. Agregue caqui a una ensalada salada o dulce al igual que podría agregar otras frutas. También puede disfrutar del caqui seco solo o como yogur o helado.

El método tradicional japonés para secar el caqui astringente consiste en quitar la corona de la hoja, pelar la piel y colgarla para que se seque al sol. El azúcar blanco y en polvo eventualmente precipita, cubriendo la fruta y convirtiéndola en un dulce regalo.

Recetas